TRINIDAD


     La historia de la fundacion de Trinidad se remonta en el año 1686, cuando fue fundado por los misioneros españoles al llegar a esta tierra y establecieron su base. Después de eso, Trinidad permaneció como uno de los centros de evangelización, y en el año 1842 fue nombrado ciudad capital del departamento Beni. Hasta fines del siglo XIX cuando llegó el Boom de la goma era una ciudad pequeña, sin embargo en épocas del Boom, prosperó como punto de retransmisión de los transportes de los recursos que unían los departamentos Beni, Santa Cruz y Cochabamba. Actualmente en el año 1999, es la ciudad más grande del departamento Beni con una población aproximada de 78000 habitantes.

     Se dice que fue en el año 1910 cuando los japoneses llegaron a la tierra de Trinidad, bajando desde la región de Riberalta sobre el rio Mamore. Después de eso, junto con el decaimiento del boom del caucho, aumentaron el número de japoneses que llegaron a esta región en busca de nuevas tierra. Se dice que la fundación de la Asociación Japonesa también fue en esta época. La Asociación Japonesa de Trinidad de ese entonces, al igual que la Asociación Japonesa de Riberalta, su actividad principal era la confraternización y la ayuda mutua entre los japoneses. La mayoría de los japoneses llevaban por lo general una vida sencilla, y eran considerados honrados y aplicados en todo aspecto. Además, no escatimaban esfuerzos para integrarse a la sociedad boliviana en calidad de japoneses que vivían en el extranjeros. En las fiestas de aniversario de Bolivia festejaron el día con ellos y dieron una gran cantidad económica a la ciudad de Trinidad por parte de la Asociación Japonesa, y aproximadamente en el año 1932, abrieron una escuela de idioma japonés en el turno de la noche, para aprender el idioma español, contratando un profesor boliviano. Aún en esta situación de vida, ellos nunca se olvidaron del afecto a su pais natal. En los momentos dificiles que se encontraba su pais natal, ellos de los pocos recursos que tenian enviaban ayudas económicas, señalando sus afectos para su pais.

     Sin embargo, no todos los japoneses pensaban de la misma forma. Dentro de ellos habían personas que estaban disgustado con su pais natal Japón, al ver que no les ofrecía ninguna ayuda a los japoneses que vivían en Bolivia. El año 1925, era el año cuando Bolivia celebraba el 100 aniversario de la independencia. En el mismo año, en Japón se realizó la ceremonia de proclamación del emperador de SHOWA. En la Asociación Japonesa se dividieron en grupos que decían que debían participar en la celebración del centenario de la independencia de Bolivia, y otros que decían que debían realizar una solemne celebración por la proclamación del emperador de Japón. La gran mayoría que optaron por la celebración del centenario eran comerciantes, y los que apoyaron a la celebración por la proclamación del Emperador eran agricultores. Aunque no fue posible llegar a un acuerdo mediante dialogo, más tarde por la muerte de las personas que fueron el núcleo de esta discución, o por la migración de estas personas a otras tierras, por si misma volvió a unirse.

     No se sabe con exactitud acerca de las situaciones de la Asociación y que tratos tuvieron los japoneses por parte de la autoridad boliviana durante la 2da Guerra Mundial, ya que no quedan documentos que puedan relatar sobre ello. Aunque unos cuantos estaban en la lista negra de los norteamericanos, no hubo una sola persona que fue sometida a la expropiación forzada. Sin embargo, al parecer, 4 o 5 casas comerciales fueron congeladas sus bienes y aproximadamente en los años 1942 - 43 las actividades de la Asociación Japonesa fueron suspendidas.

     Después de la Guerra, muchos de los Issei (1ra generación) fueron falleciendo y por ende, llegó el periodo transitorio a los Nisei (2da generación). Apartir de a mediados de los años 60, se fueron agravando la crisis económica en Trinidad, y muchos de los japoneses que se dedicaban al comercio o a la agricultura, salieron de esta tierra para llegar a Santa Cruz, Cochabamba y La Paz.

     Actualmente en Trinidad existe la Asociación de descendientes Boliviano - Japones fundado por los Nisei en el año 1972. Pero en realidad, para la mayoría de los socios les es indiferente las actividades que realice la Asociación, por lo que no se realiza ninguna actividad importante. Ni siquiera es posible la recaudacion de los Bs.10.- de cuota mensual. Lo correcto seria decir que existe esta Asociación solo con el objetivo de unir a los descendientes japoneses.

     Por la ola del boom de ir a trabajar a Japón, que se dio en toda Latinoamerica, desde el año 1991al 1998, aproximadamente 50 descendientes japoneses fueron a Japón, por medio de los negociantes mediadores que ayudaban a las personas que querían ir a trabajar. Actualmente, 20 de ellos han vuelta de Japón, y han comenzado una nueva vida. Ya hay 15 viviendas construidas gracias al trabajo en Japon, y japoneses estan comenzando un nuevo negocio. Sin embargo, mientras que por una parte hay personas que han tenido éxito en su trabajo, se dice que son muy pocas las personas que han logrado realizar envios económicos a sus familias. Además por este boom, la unión de los socios de la Asociación de descendientes ha disminuido en forma considerable, por lo que la actividad se ha estancado. Antes de este boom, a los de la Asociación les nacía el sentimiento de la Ayuda Mutua, sin embargo, se dice que hay algunos que empezaron a ganar dinero y poco a poco perdieron el interés por la Asociación.

     En la Asociación de descendientes japoneses, tienen el objetivo de realizar algunas actividades junto con todos los socios. Entre ellos, el principal objetivo es el de obtener una oficina oficial para la Asociación, ya que en estos momentos alquilan un cuarto de uno de los socios y ahi han intalado su oficina. También, se estan analizando los problemas que tienen los habitantes de la región para poderlos ayudarlos y para que sus ingresos puedan aumentar. Por último, los socios quieren pasar a sus descendientes la historia de sus atecesosres, y al mismo tiempo, quieren difundir la cultura Japonesa. En estos momentos los socios de la Asociación estan en los preparatorios para el Aniversario Centenario desde la primera inmigración Japonesa.

Asociación de Descendientes Boliviano - Japonés
Dirección: Calle Mamoré
Correo: Casilla No. 85, Trinidad - Beni, Bolivia



Volver a la página principal